Cuidándote. Picaduras de insectos.

¿Por qué a mi?

Seguramente una de las peores cosas de que llegue el verano es no poder disfrutar de una comida o una cena sin insectos. Siempre rodeado de moscas, mosquitos o avispas. Pero, sin lugar a dudas, el peor momento es cuando te pican. ¿Sabes qué hacer para prevenir una picadura o tratarla? ¡Pues vamos a comentarlo!

En primer lugar hay que decir algo sabido por todos pero curioso. Los insectos no pican a todo el mundo por igual. Los mosquitos, por ejemplo, eligen a sus víctimas por el olor corporal, el consumo de CO2 y un factor curioso, si has consumido cerveza tienes más probabilidades de caer. Así nos lo cuenta la Boticaria García en este post

¿Picadura o mordedura?

Hay insectos que pican y otros que muerden. ¿Esto es importante si duele igual? Pues tampoco te creas, podemos decir que son sinónimos. También hay que tener en cuenta que en España, las mordeduras o picaduras de

insectos suelen ser inofensivas. Pero sí que pueden tener complicaciones. Cuando viajas al extranjero ya tienes que tener más precauciones.

 

Las complicaciones que te pueden aparecer por una picadura son:

  • Infección. Como pica, te rascas y al rascar con las uñas puedes introducir porquería en la herida generando una infección. También las propias bacterias de tu piel pueden producirla. Debes sospechar si ves que la rojez se extiende, se pone caliente o se endurece. Podría aparecer una celulitis infecciosa. Deberías acudir al médico ante síntomas más graves como vómitos, fiebre o mareos.
  • Reacción alérgica. Si eres alérgico a algún insecto debes llevar siempre adrenalina encima. Si no lo eres y ves que, ante una picadura, aparece rojez o hinchazón en otra parte del cuerpo o dificultad para respirar, malestar o fiebre hay que temer una complicación y acudir al médico.

Cómo prevenir.

Mosquito tigre. Con sus características franjas atigradas en el abdomen.

La primera norma para prevenir picaduras de insectos es sencilla. No molestar a los insectos. Está haciendo su vida normal y no tiene más conocimiento que asustarse si estás cerca moviendo las manos como si fueras a aterrizar un avión. Se siente atacado y se defiende. ¿Cómo? Pues atacándote a ti. Fijate si es así que una abeja, por defenderse, entrega su vida. Si la abeja te pica el aguijón se queda clavado y al levantar el vuelo se le suelta provocándole la muerte.

Pero cuando hablamos de mosquitos es más complicado, ¿verdad? Aunque los dejes tranquilos te siguen picando igual. Pero ¿los mosquitos necesitan la sangre para vivir? Pues si, más concretamente para que vivan sus crías ya que las que pican son las mosquitas. Los mosquitos se alimentan de néctar. Son las hembras las que necesitan la sangre para sacar adelante sus huevos.

Repelente con 45% de DEET.

Es importante prevenir la picadura para evitar una posible complicación. Actualmente puedes encontrar en el mercado diferentes productos para prevenir las picaduras de mosquitos. Algunos de estos productos también son aptos para otros insectos como pulgas, garrapatas o chinches.

Te cuento cuáles son:

  • Citronela. Lo encontrarás habitualmente en forma de parches o pulseras. Aunque ya hay presentaciones de todo tipo. Con un 
  • olor a “limón” muy fuerte y característico. Solo son útiles contra los mosquitos normales.
  • Citriodiol. Al igual que la citronela es un producto natural aunque este se obtiene de una especie de eucalipto y sí que es válido frente al mosquito tigre. Muy útil en pulseras para niños.
  • DEET. Este repelente químico es el más eficaz de todos. Es el recomendado para viajes a zonas extremas con enfermedades que se transmiten por la picadura de mosquitos ( 45% de concentración). Además es efectivo ante otros insectos. A pesar de mucha información falsa que se puede encontrar sobre él no es tóxico y no provoca problemas ni siquiera en niños o embarazadas.

Hay que puntualizar que ningún repelente mata a los mosquitos. Lo que hace, como su nombre indica, es repelerlos. Ya sea natural o químico.

¿Y si ya me han picado?

Arnidol pic. Una de las cremas naturales más utilizadas.

Así que no me has hecho caso, no has usado repelente y te han picado, ¡eh! Bueeeeno, tampoco pasa nada, pero ahora te habrá salido un habón y te picará. Voy a decirte qué puedes hacer para bajar la inflamación y el picor. Así no te rascarás y evitarás el riesgo de infección.

Las alternativas que tienes son:

  • Aplicar hielo. Este siempre viene bien ante una inflamación y es barato.
  • Utilizar amoniaco. ¡Sí, como tu abuela! No es el remedio más eficaz. Solo es útil si se aplica nada más recibir el picotazo. Poco probable en mosquitos, útil con avispas y abejas.
  • Cremas naturales. Se suelen presentar en formato roll-on y se pueden usar en niños. Eliminan picor e inflamación.
  • Cremas antihistamínicas. Funcionan muy bien para quitar el picor y la rojez. ¡Pero mucho cuidado si vas a tomar el sol en esa zona! Suelen ser fotosensibles, es decir, con la luz del sol pueden generarte rojez y dolor y dejar mancha.
  • Cremas con corticoides. La caballería pesada. En la farmacia tienes cremas con la suficiente potencia como para eliminar el picor, pero no tanta como para necesitar receta.

¿Y en el embarazo?

En este caso aún es mucho más importante la prevención que el tratamiento. ¿Por qué? Pues por muchas causas. No queremos ninguna complicación estando embarazada ya que todo se agrava. No sería fácil tratar esas complicaciones ya que no disponemos de muchos medicamentos que se puedan usar durante el embarazo. De igual manera el tratamiento de las picaduras no está recomendado en embarazadas. Así que, nunca mejor dicho, mejor prevenir que curar.

Espero que te haya resultado interesante y ¡a disfrutar del verano con salud y sin insectos!

¡Un abrazo y seguimos en contacto! 🙂

Compártelo en las redes sociales:

¡Suscríbete y te avisaremos de nuevos artículos y promociones!

Deja un comentario